Activa Javascript para visualizar correctamente la página

Toda la información del sector de la Ingeniería y Medio Ambiente
Humedales  artificiales como sistemas de depuración

Humedales artificiales como sistemas de depuración

20 de Agosto de 2020 CENTA,Centro de Nuevas Tecnologías del Agua,nutrientes,MATERIA ORGÁNICA,sistemas de aireación,nitrificación,desnitrificación,condiciones aerobias,condiciones anaerobicas,verticales,horizontales,flujo subsuperficial,tecnologías extensivas,tecnologías intensivas,humedales artificiales,sistemas de saneamiento,sistemas de depuración,habitantes equivalentes,pequeñas aglomeraciones

COMPÁRTELO EN LAS REDES SOCIALES

Se entiende por pequeñas aglomeraciones urbanas, aquellas con menos de 2.000 habitantes equivalentes, no refiriéndose obligatoriamente este término a un municipio o núcleo urbano, sino a una población o actividad que genere suficiente concentración para la recogida y conducción de las aguas residuales.

Estas aglomeraciones no cuentan, en el mayor de los casos, con sistemas de depuración, o bien los tienen, pero se encuentran fuera de servicio, abandonados u obsoletos, no cumpliendo con la normativa actual de vertido.

Esta situación se debe a una serie de particularidades, tanto técnicas como económicas, que se producen a este nivel de escala en los sistemas de saneamiento y depuración, siendo frecuente una fuerte oscilación diaria y estacional en el caudal y la carga contaminante. No es menor, tampoco, la influencia de los costes de operación y mantenimiento que conllevan este tipo de instalaciones, frecuentemente carentes de un estudio adecuado.

Con el objeto de buscar sistemas más flexibles y económicos en pequeñas aglomeraciones han comenzado a implantarse en España nuevas técnicas de depuración, existentes por otro lado en gran parte del mundo, como son los humedales artificiales.

Para comprender mejor estos sistemas conviene recordar, en primer lugar, el concepto de tecnologías intensivas y tecnologías extensivas en el tratamiento de aguas residuales. Las tecnologías intensivas se caracterizan por reducir la superficie necesaria para el tratamiento a costa de elevados consumos energéticos, mientras que en las tecnologías extensivas se produce el caso contrario, se reduce el consumo de energía a cambio de un aumento en los requerimientos de superficie.

Los humedales artificiales se encuentran dentro del segundo grupo (tecnologías extensivas), otorgándosele dicho nombre en base a su fundamento teórico, ya que intentan recrear las condiciones de ciertas zonas húmedas naturales con capacidad depurativa.

Se pueden diferenciar varios tipos de humedales en función del nivel de circulación del flujo de agua:


-    Humedales artificiales de flujo superficial, en los que el agua circula libremente por encima del sustrato, tratando habitualmente efluentes procedentes de tratamientos secundarios.


-    Humedales artificiales de flujo subsuperficial, en los que el agua circula a través del sustrato, tratando en la mayoría de los casos efluentes generados en pequeñas aglomeraciones.


Estos últimos, a su vez, se pueden dividir en dos clases diferentes, en función del sentido de circulación del flujo, horizontales o verticales. En los humedales horizontales el flujo circula de manera longitudinal y continua, favoreciendo condiciones anaerobias y los procesos de desnitrificación. En el caso de los humedales verticales, el flujo circula verticalmente de manera intermitente, favoreciendo en mayor medida condiciones aerobias y por tanto los procesos de nitrificación.

Para promover la implantación de estas tecnologías extensivas se están llevando a cabo diversos estudios dedicados a desarrollar nuevas técnicas que permitan minorar las exigencias de superficie sin que ello implique un aumento excesivo de los costes de implantación, operación y mantenimiento.

Esta reducción de superficie se está consiguiendo gracias a la hibridación de sistemas de aireación en los propios humedales, lo que posibilita alterar secuencialmente las condiciones de trabajo y mejorar sensiblemente los rendimientos en la eliminación de materia orgánica y nutrientes.

GTA se encuentra actualmente redactando para la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, el proyecto de Concentración de vertidos y nueva EDAR de El Granado (Huelva), el cual cuenta con un sistema de tratamiento biológico basado en Humedales de flujo subsuperficial vertical con aireación forzada. Este proyecto cuenta igualmente con el asesoramiento del Centro de las Nuevas Tecnologías del Agua (CENTA).

María Higueras Millán
Ingeniera civil en GTA Ingeniería y Medio Ambiente

Recibe las últimas novedades en tu correo electrónico