Activa Javascript para visualizar correctamente la página

Toda la información del sector de la Ingeniería y Medio Ambiente
EL PAPEL DE LA EMPRESA EN LA AGENDA 2030 Y LOS ODS

EL PAPEL DE LA EMPRESA EN LA AGENDA 2030 Y LOS ODS

17 de Febrero de 2020 Pacto Mundial de las Naciones Unidas,Objetivos de Desarrollo Sostenible,ODS,RSC,Responsabilidad Social Corporativa,Agenda 2030
Hasta hace unas décadas, las políticas de sostenibilidad se han dirigido hacia el sector público, actuando éste como el agente protagonista y principal impulsor del desarrollo sostenible.

COMPÁRTELO EN LAS REDES SOCIALES

Hasta hace unas décadas, las políticas de sostenibilidad se han dirigido hacia el sector público, actuando éste como el agente protagonista y principal impulsor del desarrollo sostenible.
Este contexto cambia en el año 2015, cuando en el seno de las Naciones Unidas, se aprueba la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). En esta asamblea, los países miembros de la ONU desarrollaron un plan de acción común para erradicar la pobreza y lograr alcanzar un desarrollo sostenible. Este plan de acción se traduce en 17 ODS y 169 metas que pretenden abordar un desarrollo sostenible a través de su correlación con los 10 Principios del Pacto Mundial de las Naciones Unidas.
La Agenda 2030 y los ODS se formularon y aprobaron con la finalidad de involucrar no sólo a los gobiernos, sino también a las empresas y los ciudadanos. Tal y como establece la Resolución 70/1 de la Asamblea General de Naciones Unidas “Transformar nuestro mundo: la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible’’, por la que se aprueba la agenda para el desarrollo después del 2015, la coordinación de la implementación de la Agenda 2030 requiere de la participación de múltiples actores, no sólo la Administración General del Estado, sino también de las Comunidades Autónomas y Entidades Locales, sindicatos, ONG, universidades y del sector privado.
Por tanto, la aparición de los ODS exige un cambio de contexto, en el cual el sector privado es también un actor clave para la consecución de dichos objetivos. Ante estas circunstancias, resulta de vital importancia para las empresas, poder analizar y cuantificar cuáles son sus impactos en materia de sostenibilidad, identificar y analizar cuál es su contribución en el logro de los ODS, y desarrollar planes estratégicos para promover la sostenibilidad, mediante la aplicación de herramientas en el marco de la Responsabilidad Social Corporativa (RSC).
Estas actuaciones, además de mejorar la imagen y el posicionamiento de las empresas, recibirán un retorno positivo en materia ambiental y social, a través de la operación respetuosa en un entorno más saludable y sostenible en el tiempo, un ambiente de trabajo socialmente más justo y equitativo y en consecuencia, una mayor eficacia y rendimiento en los procesos productivos.
Existen actualmente diversas herramientas como la guía publicada en 2016 por la Red Española del Pacto Mundial de Naciones Unidas “El sector privado ante los ODS. Guía práctica para la acción”, que abordan una amplia batería de propuestas dirigidas a las empresas, para contribuir a la consecución de los ODS, relacionadas tanto con el ámbito interno de las actividades propias de la empresa como a los grupos de interés.
No obstante, se debe seguir trabajando en la elaboración y estandarización de procedimientos, que permitan a las empresas materializar en un clima de confianza sus iniciativas en materia de sostenibilidad como es la Resposabilidad Social Corporativa (RSC) .

Recibe las últimas novedades en tu correo electrónico